Iñigo Iribarne

Terapias Naturales

You are here: Blog Artículos Junio 2011 ¿Existe la terapia perfecta?

¿Existe la terapia perfecta?

E-mail Imprimir PDF

¿Existe la terapia perfecta? Realmente, para cada persona, la terapia perfecta será aquella que le ha ayudado ha resolver el problema que le aquejaba.

El "mercado" de terapias alternativas está realmente a rebosar de mil y una terapia perfecta.
Desde las más antiguas como la Medicina Tradicional China o la Ayurveda a las más nuevas como el Método Alexander o la Biodanza.
Cada una de ellas nos habla de las maravillas que puede hacer sobre nuestra salud y nuestro equilibrio físico-emocional.

¿Cuál elegir? ¿Hay alguna que podamos considerar la terapia perfecta?Como decía el sabio "medicina sólo hay una, la que cura".

Así pues la que a nosotros nos ha funcionado a las mil maravillas igual no funciona en otra persona.

Nuestro primer consejo es que a menudo más que la terapia perfecta en sí misma, lo más importante es el terapeuta. El hecho de que tenga una buena formación y sobre todo sentido común debería ser un requisito imprescindible.

Por supuesto huir de aquellos que prometen curarnos sin ni siquiera conocer nuestro caso.

El siguiente consejo es tratar de ubicar nuestro problema. Así, si nuestro problema es más emocional pues intentar buscar una terapia perfecta que nos ayude más específicamente en ese campo como las Flores de Bach, la Homeopatía, las psicoterapias, la Biodanza, etc.

Si por el contrario es puramente muscular pues buscar una Osteopatía, Quiropraxis, Masaje, Acupuntura.

Después igual vemos que la causa era emocional y hemos de ir a un terapeuta que nos trabaje esa ansiedad que era la causa de la tortícolis (como ejemplo) pero hay que intentar ser un poco coherente a la hora de elegir que necesitamos.

Casi siempre es recomendable que el terapeuta tenga una buena base de nutrición ya que detrás de la mayoría de problemas tanto físicos como psíquicos suele haber una nutrición deficiente (así por ejemplo detrás de la mayoría de depresiones suelen haber muchas hipoglucemias o anemias)

Busquemos siempre si es posible tener alguna referencia del Especialista de parte de algún amigo o conocido que haya ido. Sobre todo que sea de gente que para nosotros tenga un criterio claro.

De todos modos, a menudo, en la primera visita ya podemos ver si hay empatía entre el Especialista y nosotros o no.