Iñigo Iribarne

Terapias Naturales

You are here: Blog Artículos blog Marzo 2011 Desde la punta de los pies

Desde la punta de los pies

E-mail Imprimir PDF

Su origen se remonta a cuatro mil años atrás, hasta las civilizaciones egipcia y china. Ahora, tanto tiempo después, la reflexología esta en su momento de esplendor.

Cada vez más personas se acercan a esta terapia alternativa que trabaja a partir de puntos reflejos. El objetivo de esta práctica es estimular las zonas reflejas de los pies (poseen más de 7000 terminales nerviosas que se conectan con la corteza cerebral) que a su vez están en comunicación con las partes del organismo a las cuales representan.

La reflexología es un tratamiento preventivo, es decir no hace falta estar enfermo para comenzarlo. Sin embargo, la gran mayoría de las personas que inician un tratamiento llegan con un síntoma o tema puntual como ser: dolores de cabeza o de estómago, estrés, ansiedad, angustia, depresión, ataques de pánico, contracturas, entre otras.

Luego de una serie de sesiones el paciente experimente una limpieza de su organismo reflejado en el cambio del estado de ánimo, mayor actividad onírica (más cantidad de sueños, mayor contacto con el inconsciente) y cambios en los pies (variaciones de color, olor, humedad, textura, temperatura y flexibilidad).

Además, al tratar todos los puntos del pie, se empieza a caminar más y mejor.

Las sesiones duran generalmente una hora. Durante los primeros 20 minutos la persona que recurre a la reflexología cuenta qué le pasa, qué siente y cuáles son las razones que la impulsaron a consultar. Luego 40 minutos de masajes, 20 para cada pie.

Algunos terapeutas para trabajar los diferentes puntos del pie utilizan solo sus manos.

Otros, en cambio, prefiereny suelen utilizar otros complementos además del masaje. Como ser, trabajan con digitopresión, con rodillos de madera, con máquina vibradora y también con otros componentes alternativos como aromaterapia con esencias o cremas y con colores en cromoterapia.

Como toda terapia complementaria es imprescindible dejar claro que no sustituye al médico y a su conocimiento sino que se complementa con él haciendo que la mejoría sea más rápida y mejor tolerado el tratamiento.

De todos modos cualquier trastorno puede ser complementado con reflexología porque ayudamos a armonizar al ser y darle lugar a su bienestar.