Iñigo Iribarne

Terapias Naturales

You are here: Blog Artículos blog Marzo 2011 Ozono para todo

Ozono para todo

E-mail Imprimir PDF

La ozonoterapia, es un tratamiento que mejora diversos malestares en el organismo, aumenta la calidad de vida en las personas y retarda el deterioro que se produce con el envejecimiento.


Éste tratamiento es beneficioso para el organismo en diferentes aspectos, un ejemplo de ello, es que aumenta la capacidad de la sangre para absorber y transformar más oxigeno a todo el cuerpo, promueve la recuperación funcional por enfermedades degenerativas, estimula las defensas inmunológicas en pacientes inmunodeprimidos, mejora la regeneración de diferentes tejidos y elimina todo tipo de micro organismos patógenos, como bacterias, hongos y virus.

Las posibilidades para verse y sentirse bien parecen no tener fin. Entre investigaciones médicas, químicas y biológicas, así como en desarrollos de tecnología para aplicar al cuerpo, contínuamente surgen alternativas que, si bien no son nuevas, encuentran una veta muy actual en lo que hace al cuidado estético y la calidad de vida.

Además de aplicarse para tratar diversas enfermedades, hoy la ozonoterapia es una alternativa muy empleada en procesos de revitalización celular y también para el tratamiento de adiposidades localizadas, sin necesidad de cirugía.

El ozono es un gas que tiene tres átomos de oxígeno (allí su alto poder). Artificialmente se produce con un generador específico que transforma el O2 en O3.

En los tratamientos estéticos, los especialistas en el tema aseguran que estas aplicaciones retardan el deterioro que se va produciendo en el organismo por el envejecimiento.

El efecto anti-age se asemejaría a poner el cuerpo en un paréntesis temporal de "entre 10 y 15 años", dado que el ozono es un potente eliminador de los radicales libres que degradan las células.

Las virtudes de este gas que, concentrado tiene el color azul que observamos en el cielo, no terminarían allí. También es buscado para luchar contra las adiposidades localizadas, con lo cual promete deshacerse de los antipáticos "flotadores" y del "pantalón de montar" en las piernas, al romper los ácidos grasos insaturados y facilitar su eliminación. Además, al mejorar la oxigenación, atenúa la celulitis y activa los recorridos de la circulación sanguínea.