Iñigo Iribarne

Terapias Naturales

You are here: Blog Artículos Blog Abril 2011 Consejos para mejorar el estrés

Consejos para mejorar el estres

E-mail Imprimir PDF

El ritmo de vida que llevamos en nuestra día a día suele estar lleno de ocupaciones, situaciones estresantes, tensión y prisas. Esto en ocasiones se desborda y es cuando aparece el estrés.

-En primer lugar para mejorar el estrés es necesario no pensar en él. Intentar desviar nuestra mente hacía otros pensamientos, e intentar que estos sean agradables y positivos.

- Practicar actividad física o deporte, nos ayudará a descargar tensión a la vez que notaremos beneficios generales en la salud.

-Practicar alguna técnica o terapia de relajación como yoga, hidromasaje, gimnasia o meditación nos ayudará a canalizar la ansiedad y a relajarnos.

- Planificar mejor el tiempo y tener espacio para hacer aquello que nos gusta, ya sea practicar hobbies o simplemente pasar un tiempo con los amigos.

- Intentar que tus hábitos alimentarios sean sanos y ricos en vitaminas y minerales.

- Compartir los problemas o los momentos de angustia con alguien de confianza, en lugar de callarlos y guardarlos dentro, esto incrementa la ansiedad interna.

- Ejercitar la respiración cuando nos notemos ansiosos también nos ayudará. Buscamos una posición cómoda en un lugar de la casa que nos sintamos a gusto y respiramos inhalando el aire de manera suave, retenemos el oxígeno unos segundos y expiramos lentamente. Podemos repetirlo durante unos 15 minutos y nos ayudará a sentirnos más relajados

Remedios naturales

Para tomarse la vida con más calma, nada mejor que los alimentos que podrían denominarse “tranquilizantes”. Estos son los grupos de vegetales y cereales con una mayor cantidad de vitamina B y magnesio. Cabe destacar que, justamente, las propiedades principales de este tipo de alimentos son fundamentales para el buen funcionamiento del sistema nervioso central, además de ser antioxidantes.

Lo más recomendable es incluir en la dieta diaria una importante ración de cereales integrales como trigo, avena o cebada y también frutos secos como las avellanas, almendras o nueces. Las verduras como la col, coliflor, espinaca, endibias, rábanos, lechugas y judías entran dentro de esta categoría y pueden ser empleadas para aquietar los ánimos ansiosos.

La levadura de cerveza, por su alto contenido en vitamina B, se trata de un gran complemento para combatir la ansiedad y puede ser consumida junto a la leche o el yogur. El germen de trigo, ya sea en su estado natural o en forma de aceite, también queda incluido dentro de los más efectivos “tranquilizantes naturales”.