Iñigo Iribarne

Terapias Naturales

You are here: Blog Artículos Blog Abril 2011 Equilibra tu metabolismo con sales de Schüssler

Equilibra tu metabolismo con sales de Schüssler

E-mail Imprimir PDF

¿Qué son las sales de Schüssler?
Son sales minerales que equilibran el metabolismo. Estimulan y regulan su capacidad autocurativa sin riesgos de efectos secundarios ni contraindicaciones de ningún tipo. Schüssler basó su terapia en estas doce sales minerales presentes en la sangre y en los tejidos. Y les dio el nombre de agentes funcionales por tratarse de sales que ejercen una influencia concreta sobre determinadas funciones orgánicas del cuerpo.


¿En que consiste la terapia con sales de Schüssler?

Este sistema terapéutico, desarrollado por el Dr. Schüssler (ver detalle más adelante), consiste en preparar 12 remedios con una sal inorgánica distinta cada uno de ellos, reducida en unos casos a la potencia homeopática sexta decimal (6d), y en otros a la tercera decimal (3d), tamaños casi infinitesimales que facilitan la circulación y asimilación de las sales en las células y tejidos del organismo. Se administra por gotas.

Tipos de sales Schüssler

1. Calcium fluoratum o Fluoruro de calcio. Es el remedio para los huesos. Se encuentra en las células de la epidermis, en los huesos, en el esmalte dental y en todas las fibras elásticas.Usos: cicatrices problemáticas, fibromas, inflamación nudosa de la glándula mamaria, lumbago, reumatismo y varices.

2. Calcium phosphoricum o Fosfato de calcio. Es el tónico entre las Sales de Schüssler. Se encuentran en el plasma sanguíneo, los glóbulos, la saliva, el jugo gástrico, los huesos, el tejido conectivo, los dientes, la leche, etc.  Promueve el desarrollo de los glóbulos rojos y así combate la anemia. Es muy eficaz en las enfermedades debilitantes. Ejemplos: cefalea, cólera infantil, dentición, diarrea, raquitismo, huesos pequeños y débiles, columna vertebral débil que se encorva con facilidad y estados tuberculínicos.

3. Ferrum phosphoricum o Fluoruro de Hierro. Es el remedio contra la inflamación. El hierro se encuentra presente en la sangre y en las células musculares. Ejemplo: Anemia, bronquitis, congestión pulmonar, neumonía, fiebre, hemorragia nasal, incontinencia de orina, inflamación aguda, otitis, tendencia a las hemorragias con sangre de color rojo vivo y sarampión.

4. Kalium chloratum o Cloruro de Potasio. Es el remedio de elección para las mucosas. Se encuentra en los glóbulos sanguíneos, en los músculos, en las células del cerebro y en los fluidos intercelulares. Usos: Aftas, efectos indeseables de las vacunas, estomatitis, padecimientos de la garganta, nariz y oídos, rinitis aguda y crónica, sinusitis y problemas respiratorios.

5. Kalium phosphoricum o Fosfato de Potasio. Es el remedio para los nervios y los músculos. Se encuentra en las células cerebrales, las nerviosas y las musculares.Usos: depresión mental, enterocolitis, cefaleas de origen nervioso, incontinencia de orina, insomnio, sonambulismo, estomatitis y úlcera estomacal.

6. Kalium sulfuricum o Sulfato de Potasio. Es el remedio para la piel. Se encuentra en las células de la epidermis y en los músculos. Acompaña al hierro en los tejidos, y ambos atraen el oxígeno. Usos: Dermatitis, caspa, eczema, asma, indigestión, inflamación crónica de la membrana nasal, psoriasis, reumatismo y seborrea.

7. Magnesium phosphoricum o Fosfato de magnesio. Es remedio para los nervios. Se encuentra en los músculos, en los glóbulos sanguíneos, en los nervios, en el cerebro, en los huesos y en los dientes.Usos: calambres, ciática, colecistitis, cólicos, convulsiones, mal de San Vito, embarazo, hipo, neuralgia del trigémino, palpitación espasmódica del corazón,  tic doloroso de la cara, tos ferina y trastornos menstruales.

8. Natrium chloratum o Cloruro de Sodio.
Es el remedio para la regulación del metabolismo hídrico. La Sal Cloruro de Sodio o sal común se encuentra presente en todos los líquidos corporales y en los tejidos. Usos: Dispepsia ácida, eczema, hipocondría, melancolía, ciertos tipos de estreñimientos,  reumatismo, rinitis crónica y la tendencia a las torceduras con facilidad.

9. Natrium phosphoricum o Fosfato de Sodio.
Es el remedio para controlar la acidez del cuerpo. Es un componente de los glóbulos sanguíneos, de los músculos de las células nerviosas y cerebrales así como de los líquidos de los tejidos.Usos: Acidez estomacal, cólicos gástricos e intestinales, diarrea, eructos acompañados de acidez, espasmos causados por la acidez estomacal, estados febriles con una transpiración de olor ácida, parásitos intestinales y reumatismo.

10. Natrium sulfuricum o Sulfato de Sodio. Es el remedio encargado de la depuración. Tiene la propiedad de eliminar rápidamente de los tejidos los líquidos sobrantes actuando como un depurativo. Esta sal no se encuentra en las células, sino en los fluidos intercelulares y promueve la división de las células, aumentando su número.Usos: Bronquitis, colecistitis, congestión hepática y pulmonar, conmoción cerebral, diarrea, fiebre intermitente, inflamación de las vías biliares, inflamaciones y panadizos, paludismo, reumatismo, tumores benignos en el ano, uretritis crónica y  verrugas.

11. Silicea o Ácido Silícico. Es el remedio que sirve como estabilizador y forma parte del tejido conjuntivo, de la epidermis, de las mucosas, del pelo, de los nervios y especialmente en los huesos y en los dientes.Usos: Anemia, bronquitis crónica, bulimia, cáncer, cefalalgia, dentición y dismenorrea. También se utiliza en  furunculosis, panadizos, incontinencia de orina, neurastenia, orzuelo, otitis, periostitis, piorrea, problemas del crecimiento, propensión a la supuración y raquitismo.

12. Calcium sulfuricum o Sulfato de Calcio. Es el remedio para la regeneración. Se encuentra en la vesícula, en el hígado y en el tejido conectivo.Usos: Enfermedades eruptivas, estados catarrales crónicos con pus, forúnculos, pus amarillo, denso y espeso, mezclado con sangre a veces. Supuración de la piel, trastornos pulmonares crónicos y úlceras.

¿Cómo se lleva a cabo la terapia con sales Schüssler?

Depende de la persona y de lo que quiera sanar. Las dosis que se administran deben ser moderadas y tomando en cuenta la situación personal. Las dosis deben ser guiadas por un profesional, pues la sobredosis o el mal uso de ellas (dado que no se eliminan totalmente, sino que se fijan en las células) pueden producir alteraciones importantes.

¿De dónde proviene esta terapia con sales?


El Dr. Samuel Hahnemann, padre de la homeopatía, fue, junto con otros homeópatas, quien comenzó a experimentar con sales inorgánicas para la recuperación de la salud. Sin embargo, no fue hasta que el Dr. Wilhelm Heinrich Schüssler, de nacionalidad alemana, dio forma y dirección concreta a la investigación de Samuel, sobre las doce sales que hoy llevan su nombre.